Diez palabras para sobrevivir (en Hungría)

¡Muy  buenas a todos!

El otro día os hablaba aquí de mis problemas con el magyár, el condenado idioma de los húngaros, y os prometí que dedicaría la siguiente entrada del blog a definir las únicas diez palabras que conozco en ese idioma tan simpático. No cumplí mi promesa, porque en medio escribí sobre la no-gilipollez de los mercados, pero hoy me he aplicado con las lenguas… así que allá voy. Abrid los oídos y las entendederas, que si alguna vez visitáis Hungría (algo muy recomendable porque es un país fascinante) vais a necesitar este vocabulario. Comencemos…

1 y 2.- Férfi / Nöi ( = “Hombre” / “Mujer”)

A ver, ¿qué diríais que es una de las cosas más importantes para que la vida cotidiana se desarrolle con normalidad en un clima de felicidad? Pues qué va a ser: poder hacer pis a gusto cuando tienes ganas. Para ello, cuando estás en otro país, es fundamental saber cómo se dice “Hombre” y “Mujer”, no vaya a ser que te equivoques de puerta y tengas que salir por patas en medio de un gran escándalo perseguido por varias personas furiosas que te lanzan todo tipo de objetos contundentes.

Puerta del baño de las chicas del laboratorio donde trabajé en 2010

Es cierto que en muchos bares  y restaurantes recurren al socorrido, internacional y cromosómico XX y XY, pero cuando uno se está meando vivo no viene a cuento tener que recordar los principios de la genética (¿qué le voy a hacer, Ana, si no me acuerdo de cuáles son mis cromosomas?). Hay otras veces en que los dueños del bar se creen muy originales y ponen un dibujito, pero muchas veces no hay quien interprete semejantes garabatos. ¿Eso es una falda o un chorrito de pis? Venga ya…

Lo peor es cuando intentan ser oníricos o subliminales. El otro día en un restaurante había un pez en una puerta y unas olas del mar en la otra. ¿Pero de qué va la gente? Casi me hago pis encima mientras me planteaba si yo soy pez u ola, contenido o continente, orgánico o inorgánico, grasa animal o H2O, esencia o sustancia. Al final temes que te reviente la vejiga y acabas eligiendo al azar, jugándote el cuello en la elección, mientras piensas que decididamente debes llevar esa duda existencial a tu próxima sesión de psicoanálisis…

Al grano: Férfi quiere decir ‘hombre’, y Nöi quiere decir mujer. Ahora ya podéis mear tranquilos si vais a Hungría..

3.- Nem értem ( = “No entiendo”)

Situación típica: tú arrancas con un “Jó napot” (buenas tardes) para ser cortés y saludarles en su idioma, y tu interlocutor ya da por hecho que naciste en Debrecen o que has hecho un curso acelerado de magyár y te suelta un chorreo en ese idioma diabólico. Por eso es fundamental saber decir con una sonrisa: “No entiendo un carajo”. Como “carajo” no tiene traducción, dejémoslo en “No entiendo”.

Esta expresión hay que dominarla en todos los idiomas, y yo para eso tengo mis trucos. En magyár, el truquillo es decir “Una mierda” pero fingiendo que lo dices en francés. Sería “[nemegde]”, más o menos, ¿no? Así suena “Nem értem” en magyár. Espero no confundirme nunca y decir “No entiendo” a un francés en magyár…

Pensándolo bien, eso no es posible, porque tengo muy claro cómo se dice “No entiendo” en franchute: se dice “Yo no compro el pan”, ¿no? Sí, hombre, “Je ne comprends pas”. Hay que ver qué complicados son los idiomas, ¿qué tendrá que ver el pan con el entendimiento?

En griego es más fácil todavía: se dice “Den katalaveno”. Es un poco absurdo decirle a un griego “en catalán, bueno” cuando te habla en su idioma, sobre todo si eres de Madrid como yo y él es de Thessalonika que queda a tomar por saco de Barcelona, pero bueno, si el catalán lo hablan sis milions será por algo….

4.- Zona ( = “Media ración”)

No nos engañemos: Hungría me parece un país maravilloso, lleno de música, de gente maja, con la riqueza de lo diferente, pero con una comida muy… muy… Vamos, que se come bastante mal. Siempre llevaré a Hungría en el corazón, pero desde luego no por su gastronomía. Pero lo malo no es que se coma regular tirando a mal, no; lo malo es que las raciones son inmensas. Literalmente, no caben en el plato. Yo siempre les digo que o fabrican los platos más grandes o hacen un cursillo de nouvelle cuisine, pero nada, ni caso…

Fijaos si son grandes las raciones que en Hungría la guarnición no se pone al lado de la carne: se pone debajo (¡os lo juro!) para que quepa mejor. Un plato de carne con arroz consta de un volcán cónico de arroz de una altura mayor que su diámetro, con un filete empanado encima (empanado, sí, aquí la carne SIEMPRE es empanada…). La imagen es curiosa. Ya podrían haber aprendido de esto los islandeses cuando casi les explota el volcán aquel que llenó de ceniza toda Europa hace unos años y hubo que suspender todos los vuelos (entre ellos uno mío 😦 ). Si ese volcán llega a estar en Hungría, los magyares lo tapan con un sanjacobo y a otra cosa, mariposa.

No podéis imaginaros lo difícil que es cortar el jodido filete encima de una montaña de arroz. Para completar el cuadro, el arroz lo hacen de una forma muy curiosa: granillos disgregados, lo que se dice disgregados, solo te encuentras seis o siete, porque el resto está aglomerado formando bolas de diversos diámetros con las que se podría jugar un partido de tenis o incluso de fútbol, dependiendo del tamaño. Con deciros que en Hungría el arroz no es “La Fallera” sino “Adidas” (aunque también podría ser “SOS”, por cuando te atragantas con una de esas pelotas…).

Al grano (de arroz): cuando en la cola del autoservicio veáis a la chica o al chico que sirven la comida blandir el cucharón cual pala de excavadora para serviros el arroz, es muy importante saber decir (gritar, si hace falta): ¡¡¡ZONA!!!

5.- Jostnorbert? ( = “¿Dígame?”)

Bueno, en realidad no significa exactamente eso. En realidad, “¿Dígame?” se dice “Mondd meg nekem?”, pero en mis primeros días en Hungría yo pensaba que se decía “Jostnorbert?”. Claro, ¡cuando uno no domina un idioma es fácil que se haga un lío!

Lo que pasó fue lo siguiente. Los húngaros son muy originales para decir su nombre completo. Tan originales como los japoneses que, hasta donde yo sé, son los únicos cómplices de los húngaros en este tema. Resulta que si un húngaro se llama Pepe y se apellida López – es un suponer -, cuando le preguntan cómo se llama contesta “López Pepe”. O sea, que al revés: primero el apellido y luego el nombre. ¿Por qué? Ni puñetera idea. Yo sería “Ferrero Chema”, Sole sería “Pourthé Soledad”, Rajoy sería “Rajoy Mariano”, ZP sería “PZ”, Saramago sería “Mago Sara” (me estoy liando, ¿no?), y así sucesivamente (“Mente Sucesiva”).

Pues bien, resulta que mi compañero de despacho en la Universidad de Szeged tenía por nombre Norbert y por apellido Jost. Cuando sonaba el teléfono en el despacho, siempre respondía él. Los húngaros, al responder al teléfono, dicen su nombre  (en “modo húngaro”).

¿Lo pilláis?

¿A que vosotros también os habríais confundido? 🙂

6.- Gábor ( = “oye, tronco”)

Un estudio que hice en 2010 pero que todavía no he publicado (en el International Journal of Fucking Difficult Languages 😛 ) demuestra que el 87% de los húngaros varones se llaman Gábor. Por ello, dominar este vocablo es fundamental: si no sabes el nombre de un tío pero quieres que te haga caso sin pérdida de tiempo, di “Gábor”. El 87% de las veces, el tío se dará la vuelta.

7.- Istvan ( = ”perdona, tronco, me equivoqué de nombre”)

El mismo estudio, todavía no publicado, demuestra que el 71% del 13% restante se llaman Istvan. Pues eso.

8.- Gábor Szabó ( = “candidato a rector”)

Lo que voy a contar ahora es la pura verdad, lo juro. En los días siguientes a mi llegada a la Universidad de Szeged en 2010, hubo elecciones a Rector. Se presentaron dos candidatos. El primero, que se postulaba a la reelección después de ocho años ostentando el cargo, se llamaba Gábor Szabó. El segundo, quince años menor, representaba a la generación joven de profesores cargados de ideas renovadoras y se llamaba Gábor Szabó. Os juro que esto es verdad: se llamaban igual. ¡En las papeletas de votación tuvieron que poner las fotos de los candidatos!

Pero la cosa no acaba aquí. Ninguno de los dos consiguió mayoría absoluta (hubo mucha abstención), por lo que el proceso electoral se reabrió, entrando en liza un tercer candidato. ¿Adivináis cómo se llamaba?

Nooooooo, eso que estáis pensando ya sería demasiado…

Casi, casi…

No se llamaba Gábor, se llamaba Istvan.

¡Istvan Szabó!

9.- Igenigenigen ( = “sí, sí, sí…”)

También fue una confusión mía al principio de mi estancia. Noté que los húngaros repetían mucho esta letanía (sobre todo al hablar por teléfono) y, como el magyar tiene palabras tan largas, pensé que ésta era una de ellas (además, solo seis sílabas es incluso poco. El récord de las palabras que conozco lo tiene “Keringespharmacologiai”, que quiere decir farmacología: ¡ocho!).

Pues bien, a los pocos días me di cuenta de que “Igen” quiere decir “sí” y, por lo tanto, “Igen, igen, igen” significa “sí, sí, sí”, lo que uno mayormente diría para mostrar asentimiento. Desde entonces, es una de mis expresiones favoritas…

10.- Szia stak! ( = ¡hola! / ¡adiós!)

Es como ciao en italiano: se utiliza indistintamente para saludar y para despedir. El problema es que se pronuncia [sies-ta], por lo que deduzco que debe tener origen español y debía utilizarse antaño para despedir a la gente después de comer en las tardes de calor, ampliándose con los años a cualquier momento del día independientemente de si uno se va a empiltrar o no tras la despedida.

.

Y así acabo mi tontería de hoy. ¡Szia stak a todos!

Anuncios

2 thoughts on “Diez palabras para sobrevivir (en Hungría)

  1. Si mal no recuerdo… tu casero del ático porno se llamaba Gábor!!! Jajajajajaja

    Me ha parecido graciosísima la historia del “Jostnorbert?” Es lo típico que podría haberme pasado a mi perfectísimamente!! Me alegra que te tomes con humor el “salir de la zona de confort” y que encima aprendas para que los demás lo tengamos más fácil. Todo un ejemplo! Sigue escribiendo que así me alegras las mañanas de doctorado 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s