Buenos Aires

¿Y fue por este río de sueñera y de barro
que las proas vinieron a fundarme la patria?
Irían a los tumbos los barquitos pintados
entre los camalotes de la corriente zaina.

Pensando bien la cosa, supondremos que el río
era azulejo entonces como oriundo del cielo
con su estrellita roja para marcar el sitio
en que ayunó Juan Díaz y los indios comieron.

Lo cierto es que mil hombres y otros mil arribaron
por un mar que tenía cinco lunas de anchura
y aún estaba poblado de sirenas y endriagos
y de piedras imanes que enloquecen la brújula.

Prendieron unos ranchos trémulos en la costa,
durmieron extrañados. Dicen que en el Riachuelo,
pero son embelecos fraguados en la Boca.
Fue una manzana entera y en mi barrio: en Palermo.

Una manzana entera pero en mitá del campo
expuesta a las auroras y lluvias y suestadas.
La manzana pareja que persiste en mi barrio:
Guatemala, Serrano, Paraguay y Gurruchaga.

Un almacén rosado como revés de naipe
brilló y en la trastienda conversaron un truco;
el almacén rosado floreció en un compadre,
ya patrón de la esquina, ya resentido y duro.

El primer organito salvaba el horizonte
con su achacoso porte, su habanera y su gringo.
El corralón seguro ya opinaba Yrigoyen,
algún piano mandaba tangos de Saborido.

Una cigarrería sahumó como una rosa
el desierto. La tarde se había ahondado en ayeres,
los hombres compartieron un pasado ilusorio.
Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente.

A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires:
La juzgo tan eterna como el agua y como el aire.

(Jorge Luis Borges, “Fundación mítica de la ciudad de Buenos Aires”)

mafalda

Anuncios

5 thoughts on “Buenos Aires

  1. Gracias Chema: ¡ qué imagen esta que borda Borges!:” Sólo faltó una cosa: la vereda de enfrente”.
    En una Buenos Aires, adonde hoy nos abruma la cercanía de esa vereda de enfrente, esta imagen de una ciudad con las”afueras” cercanas y campestres, es como de fantasía, de sueño, de ilusión. Mi barrio, límite de Recoleta con Palermo, cuando Ezio y yo nos casamos, tenía muchísimas casas de Planta baja y 1er piso que, a través de los últimos 40 años, fueron siendo sistemáticamente suplantadas por los edificios que al menos tienen 8 pisos. De hecho desde hace un año, debo cuidarme porque dos de esas casas, estaban frente a mi edificio y hoy tengo vecino balcón a balcón, cuando siempre tuve ausencia de eso por 40 años. La manzana de la que habla Borges en su poema( que está situada a 5 cuadras de Plaza Italia en el centro de Palermo Hollywood ), queda nada mas que a 14 cuadras de mi casa. El precioso Parque Las Heras, fue un Penal, tristemente célebre. Demolido mas o menos en el 71/72. El Parque se construyó por los años 86 / 87 ( http://es.wikipedia.org/wiki/Parque_Las_Heras_%28Buenos_Aires%29 ). Eran las “afueras” de esta increíble mole que es hoy Buenos Aires.
    Felices paseos Chema!!

  2. Muy buena elección de poesía, Chema.
    Esta frase me encanta: “Una manzana entera pero en mitá del campo”.
    La manzana sigue ahí, el campo ya no está ni por la mitá…
    Sigan disfrutando!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s