Gracias, Portugal

Lisboa, 15 de febrero de 2013. En la Asamblea de la República interviene el primer ministro Passos Coelho (de derechas). De pronto empieza a escucharse una canción. No cualquier canción, sino la canción. Viene de las tribunas del público…

………Grândola, vila morena, terra de fraternidade…”.

El primer ministro sonríe. Duda. La presidenta de la Asamblea, Maria da Assunção Esteves, le pide que espere. La canción va ganando en intensidad…

………O povo é quem mais ordena, dentro de ti, ó cidade

La traductora de lengua de signos no puede evitar la emoción. Su cara se ilumina y sus manos se aceleran. Passos Coelho intenta seguir… pero se detiene y vuelve a sonreir. Los miembros del movimiento “Que se joda la troika, queremos vivir” siguen cantando:

………Em cada esquina um amigo, em cada rostro igualdade
………Grândola, vila morena, t
erra da fraternidade

Interrumpimos aquí dos minutos – dice sin perder la calma la presidenta de la Asamblea, del partido conservador gobernante – Pido a los que cantan que se retiren o que guarden silencio.

Los agentes de seguridad de la Asamblea, de manera respetuosa, instan a los manifestantes a que salgan. Sin empujones ni aspavientos. Sin violencia. Ellos obedecen y van abandonando tranquilamente la tribuna de invitados mientras siguen cantando:

………Terra da fraternidade, Grândola, vila morena
………Em cada rosto igualdade, o
povo é quem mais ordena

Termina la canción, se hace poco a poco el silencio, y la presidenta de la Asamblea pide al primer Ministro que prosiga. Éste da las gracias y dice:

De todas las maneras en las que se puede interrumpir una sesión, ésta es sin duda la de mejor gusto – y después hace una referencia al 25 de Abril. Los diputados aplauden.

Emocionante. Gracias, Portugal.

25-de-abrilQué diferente a lo que ocurrió en el Congreso de los Diputados en mi país la semana pasada cuando, desde la tribuna de invitados, los representantes de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca gritaron “¡¡Sí, se puede!!” y “¡¡Fuera, fuera!!” después de que el representante del PP terminara su intervención. Fueron desalojados a golpes y empellones mientras el presidente del Congreso, el diputado del PP Jesús Posada, perdía los papeles y gritaba completamente fuera de sí “¡¡Expúlsenlos de la tribuna!! ¡¡Procedan a la expulsión, coño!! ¡¡Expúlsenlos!!”. No sabemos qué cara habría puesto o qué habría dicho el presidente Rajoy porque, por supuesto y para variar, no estaba presente.

Gracias, Portugal, por enseñarnos cómo hacer bien estas pequeñas cosas. Seguirán los recortes (o no, que el Ejecutivo portugués ya ha demostrado ser receptivo en otras ocasiones), pero durante unos minutos la Asamblea de la República fue templo del respeto y Casa del Pueblo, que es lo que nunca debe dejar de ser. Durante dos minutos resucitó el espíritu del 25 de Abril de 1974, y nadie  se alteró. En España no tuvimos un 25 de Abril y, si lo hubiesemos tenido, la derecha (¿democrática?) jamás lo aplaudiría. Así nos va.

Gracias, Portugal, por aquella Revolución de los Claveles. Gracias, José Afonso, donde quiera que estés, por tu Grândola, vila morena que fue, es y siempre será la Libertad hecha canción.

.

.

Anuncios

4 thoughts on “Gracias, Portugal

  1. Chema estás en plena forma sentimental y literaria. Me ha gustado mucho ¡cuánto podríamos aprender de los Portugueses! A ver si nuestra santa Transición va a ser criticable. Por ejemplo ¿no nos habremos pasado con el “fortalecimiento de los partidos políticos”. Ahora parecen un Gólem desatado que se vuelve contra la democracia, la constitución y sus padres. En fin, solo queda luchar, resistir y confiar.

    • Pues sí, Tomás, ¡cuánto podemos aprender de ellos! Y respecto a la transición, cuantos más años cumplo (no son muchos, vaya ;-)) menos la valoro. He pasado de mirar embelesado los videos de Victoria Prego (muy inrteresantes, la verdad) a pensar que aquello, efectivamente, fue una chapuza basada en poner parches y mirar para otro lado para contentar a todo el mundo. “Café para todos” lo llamaban, ¿no? Aún así, sigo teniendo la sensación de que los políticos de entonces les daban mil vueltas a los de ahora… Un abrazo.

  2. Te diré algo Chema, desde mis canas! Cuando voy en bus por la Avenida Santa Fé (Buenos Aires) y voy viendo las vidriedas ( los escaparates), me digo, “que bonito eso” “y eso!” Entonces decido bajar y descubro que no es oro todo lo que reluce. De lejos todo se ve fantástico y de cerca … mmmmm… mas o menos. Es que Chema: somos malos y buenos; nos mandamos unos aciertos y muchas macanas ( errores). Todo se agranda y se ve peor, si además te mira mucha gente. O sea: tu macana es muuuuy grande si la detecta mucha gente. Ni que decir!! Espero que en España se terminen las macanas y mucha gente empiece a detectarlo, porque sus vidas mejoran. En Argentina hemos estado TAN MAL que cualquier cosilla nos alegra, especialmente a los que estaban por los sótanos y hoy rascan el piso a nivel de la calle (calzada).No lo ven igual los que estaban en la cumbre del obelisco (monumento de Buenos Aires)y hoy temen que algo los baje unos escalones. Pero que seria de nuestras vidas si la visión política no nos acompañara. A mi me indigna lo mismo que a vos. Pero no te olvides: no es oro todo lo que reluce, en los escaparates vistos desde un bus. A pelear por tu España guapo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s