Criminales

criminalesLa semana pasada, durante su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso para presentar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) contra los desahucios, la portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (Ada Colau) llamó “criminal” al vicesecretario general de la Asociación Española de la Banca y desde ese día ha sido continuamente descalificada por mucha “gente seria” que se cree con derecho a aleccionarla sobre educación y respeto. Pues la señora Colau tiene razón. El diccionario de la Real Academia Española define ‘criminal‘ como alguien “Que ha cometido o procurado cometer un crimen“, y a su vez define ‘crimen‘ como “Delito grave” (primera acepción) y como “Acción indebida o reprensible” (segunda acepción).

adaQue los bancos (a los que además el estado acaba de regalar miles de millones de euros – que son de todos – para tapar sus vergüenzas financieras – que solo son suyas) expulsen de su casa a personas sin recursos económicos y además les reclamen una deuda de por vida –  con el consiguiente embargo de sueldo y bienes – no es técnicamente un “delito grave” en mi país (lo será cuando tengamos una Democracia de verdad), pero desde luego sí es una “acción indebida y reprensible”, y eso siendo suaves en los adjetivos. Perdonadme la demagogia, pero me pregunto qué habrá pensado (no digo sentido porque no está demostrado científicamente que los banqueros sientan) un ejecutivo del banco acreedor al enterarse ayer de que un matrimonio de jubilados se había suicidado cuando les iban a desahuciar porque no podían hacer frente al pago de su hipoteca, parte de cuya cuantía iba a ser destinada – es un suponer – a que el ejecutivo cambiase su Mercedes por un Porsche nuevo, fumase Habanos más caros todavía o viajase a un hotel aún más lujoso en su próxima escapada a las Seychelles.

Algunos se escandalizan porque alguien llama criminal a un banquero pero no se escandalizan de sus crímenes. Criminales, sí criminales, pero no sé de qué nos extrañamos. Los políticos que han rescatado a la banca con 37 mil millones de euros de dinero público para que puedan seguir gozando de beneficios milmillonarios cuando las aguas se calmen (y para que puedan seguir estafando a la gente) también son unos criminales porque llevan a cabo “acciones indebidas y reprensibles”. Hay cientos de estos crímenes que dejan cadáveres, literales o metafóricos, en forma de ancianos dependientes sin cuidar, jóvenes sin trabajar, mayores sin hogar, niños sin educar, menores desprotegidos por exclusión social sin atender o personas con trastornos adictivos sin tratar, mientras los criminales destinan el dinero a caprichos o corruptelas.

Muchos de estos crímenes no salen en los periódicos o lo hacen en letra pequeña en las páginas pares porque parecen no importar a nadie. Por ejemplo, éste: la Generalitat Valenciana debe más de un millón de euros en impagos a la Casa Don Bosco (centro de acogida, atención y educación de menores de edad que necesitan atención especializada por encontrarse en situación de desprotección social) o a Proyecto Hombre (entidad sin ánimo de lucro con más de 28 años de servicio a la sociedad en el ámbito de las adicciones), mientras regala 5 millones de euros al Valencia Club de Fútbol (noticia de hoy) haciéndose cargo además de los 81 millones de su deuda contraída – como no – con un banco (Bankia, who else?) que a su vez ya ha sido rescatado con dinero público. Inaudito, increíble. Intolerable.

El Gobierno de España rescata bancos y desahucia a jubilados. El Gobierno de Valencia rescata a equipos de fútbol y desahucia a drogadictos y adolescentes excluidos. En Argentina, Rajoy y Fabra ya habrían tenido que huir en helicóptero. En España, seguimos sentados en el sofá mirando Gran Hermano.

Criminales, sí, criminales. No lo digo yo, lo dice la Real Academia Española. Hay que ir contra ellos. No con palos, que ni es mi estilo ni es aceptable; sí con gritos de rabia, con la palabra como arma y con más ILPs como la de ayer. Pero en serio. Pero de verdad.

 . .

Anuncios

4 thoughts on “Criminales

  1. Gracias Chema. Es cierto, a veces tenemos reparo en plantear argumentos comparando por miedo a parecer que es demagogia. Pero no es así, ni mucho menos. No entiendo como no hay una reacción más contundente de la gente. NO LO ENTIENDO. Tal vez pueda explicar algo todo aquello de la indefensión aprendida. NO SE. Un abrazote

    • Yo tampoco lo entiendo, Guillermo. Lo de antes de ayer (la admisión a trámite de la ILP sobre desahucios) me pareció un paripé del PP, pero a la vez quizá nos abre una puerta para encauzar las iniciativas ciudadanas y quizá, solo quizá, pueda mover a la gente a lanzarse a buscar firmas. Asediar el Congreso con ILPs quizá pueda ser un camino. Para mí, una ILP debería ser admitida a trámite de oficio: los diputados deberían estar obligados a discutirlas sin que ningún grupo pudioese bloquearlas (¿acaso no son nuestros representantes?). Si se demostrase que sirven para algo más “práctico” que las manifestaciones (a las que no hay que renunciar, desde luego), quizá la gente despertaría un poco… A muchos les dará menos pereza firmar que caminar.

  2. http://www.terra.com.ar/especiales/golpe/indicadores.html
    “Así, mientras los plazos fijos y las financieras se reprodujeron ferozmente, los que tomaron créditos hipotecarios durante esa época terminaron pagando tasas usurarias: el ejemplo fue la de la recordada circular 1.050 del Banco Central, que liberó las tasas de los créditos hipotecarios a la fluctuación del mercado, permitiendo a las entidades bancarias otorgar créditos a particulares sin fijar de antemano los intereses.

    La circular 1050 determinó que miles de ahorristas terminaran pagando tasas siderales o que debieran entregarle sus viviendas al banco, ya que los intereses, fijados por un mercado de tasas que llegaron a mas del 100 por ciento al año, tornaba impagables los préstamos. ”

    Esta es parte de la historia argentina que dejó a millones sin vivienda en mi país.

    • Hipotecas… cuánto daño han hecho en todo el mundo. En mi país convencieron a todo el mundo de que vivir alquilado era tirar el dinero y que comprar una casa era invertirlo… Ahora hay miles de familias sin futuro por culpa de eso, y millones con una espada de Damocles sobre sus cabezas. Por lo que veo, en Argentina fue igual…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s