La psicoanalista y el científico

¡Muy buenas a todos!

El otro día hablábamos de la película que da nombre al blog (“Lugares Comunes“, de Adolfo Aristaráin), y os decía que de todas las pelis que he visto en mi vida ésta es la que más me ha removido por dentro. Lo que no os conté es que fue protagonista de una anécdota que mi chica y yo recordamos a menudo para reírnos. Antes de contarla, os diré que la susodicha mujer tiene nombre pero es tan celosa de su intimidad (ya la conocéis…) que no quiere que escriba nada sobre ella dando datos que la puedan identificar. Nada valora tanto como su intimidad y su privacidad. Estdemonio-facebooká convencida de que Mark Zuckerberg es el representante de Lucifer en la tierra y las redes sociales (facebook a la cabeza) son creaciones de Belcebú, Satanás, Luzbel y el mismísimo Demonio, respectivamente. En mi blog húngaro siempre me refería a ella como “la-mujer-que-no-quiere-que-diga-nada-de-ella-en-este-blog” (luego lo abrevié por “la-mujer-que-no-quiere-etcétera“) y en facebook hacía algo similar, pero es un poco rollo escribir un nombre tan largo y he decidido, para ahorrar escritura, utilizar un acrónimo. El primero que se me ocurra. Por ejemplo, y puesto que ella Se Oculta pero Lee Esto, la llamaremos S.O.L.E. Anda, mira, también sirve como acrónimo de ¡¡¡Sos un pelOtudo si reveLás mi nombreE!!! (ella me lo diría así, incluyendo el triple signo de exclamación – es que es de Buenos Aires).  Pero vamos, no os vayáis a pensar que en realidad se llama Sole, ¡no!, ¡jajaja! (risa nerviosa), en realidad es pura casualidad que me haya salido un acrónimo con nombre de mujer, ¿eh? El nombre real lo mantendremos en secreto ;-).

arg_psiComo os decía, S.O.L.E. es argentina y además es psicoanalista. Con esto tampoco revelo nada que os ayude a localizarla. Si por ejemplo hubiese dicho que es argentina y bombera, pues a lo mejor no habría más de 40 posibilidades; o española y traductora de etrusco clásico, ahí quizá solo habría 2 ó 3… pero argentina y psicoanalista debe haber como diecisiete millones y medio (Cristina Kirchner dice que solo son cuatro millones, pero la oposición le acusa de mentir con las cifras…), así que esto no os ayudará a conocer su identidad. Lo cuento solo porque es relevante para la anécdota.

La escena tuvo lugar hace unos años, cuando estábamos en plena fase de seducción mutua (lo de “mutua” es un decir; la realidad es que son ellas quienes nos seducen a nosotros, pero bueno…). Estábamos en la etapa final, ésa donde parece que está todo hecho pero si metes la pata o das un paso en falso se puede ir todo a la reconcha del mono (en español de españa diríamos “a la porra” o, como mucho, “a la mierda”, pero – ¿qué queréis? – se me ha pegado el argentino). Ese día estábamos en “modo intelectual”, que es uno de las tácticas clásicas de seducción junto con el “modo divertido/a”, el “modo tierno/a”, el “modo chico/a interesante” (los chicos tenemos otro que es el “modo bíceps/abdominales” pero yo… errr…  ése siempre me lo salto… pero solo para abreviar el proceso, ¿eh?). Hablábamos de la película “Lugares Comunes” que los dos habíamos visto ya varias veces (nunca juntos) y que significaba mucho para ambos. En pleno éxtasis de la conversación, ella me preguntó con los ojos muy abiertos…

– ¿De qué m… …… ……… ………………

¡¡CORTEN!!

Un momento, no puedo seguir. Estoy a punto de revelar algo importante sobre la película y algunos no la habréis visto y no quiero estropeárosla. No puedo haceros como hacía mi padre… Una vez le preguntamos:

– Papá, vamos a ver “Quiero vivir“. ¿De qué trata?

– De una mujer a la que acusan de un crimen que luego se descubre que no ha cometido y al final la matan.

– Papá, coño…

Y mi hermano Gabriel:

– Papá, joder…

Vamos, que después de esto mis hermanos y yo nunca vimos “Quiero vivir”… Mi padre era genial en todo ;-).

Hagamos una cosa: escribiré la anécdota con tinta invisible, como hacíamos de niños usando zumo de limón pero en versión cibernética. Solo hay una forma de leerla, y no es acercando la pantalla a una vela (nos seáis brutos) sino marcando el texto con el ratón del ordenador (mouse para los argentinos). El fondo se volverá azul oscuro y como por arte de cybermagia se revelarán las palabras ocultas… Vamos allá: a partir de la línea roja, solo seguiréis leyendo si así lo deseáis… ¡¡ACCIÓN!!

_________ MARCAR CON EL RATÓN DESDE AQUÍ… ___________

Luppi y SampietroHablábamos de la película “Lugares Comunes” que los dos habíamos visto ya varias veces y que significaba mucho para ambos. En pleno éxtasis de la conversación, me preguntó con los ojos muy abiertos…

– ¿De qué muere Federico Luppi? ¡¡Decime de qué creés vos que muere Federico Luppi!!

Lo preguntó con tanto énfasis y se quedó tan expectante mirándome fijamente que pensé que una respuesta convincente por mi parte terminaría por seducirla definitivamente. Y encima la respuesta estaba en mi terreno: soy profesor de Bioelectricidad y me dedico a la investigación en cardiología teórica, por lo que estoy acostumbrado a hablar de enfermedades del corazón. Tomé mucho aire y respondí, triunfante y seguro de mí mismo:

– Sufrió una muerte súbita por una fibrilación ventricular derivada de una isquemia miocárdica que fue resultado de una insuficiencia respiratoria provocada por una infección pulmonar – (¡Toma! ¡Ahí queda eso!)

– ¿Quéeee? – a S.O.L.E. le cambió la cara. Mi miró como si no pudiera creer lo que acababa de escuchar.

– ¡¡NOOOOOOO!!

S.O.L.E. no dijo “No”: lo gritó como solo ella sabe hacerlo.

– ¡¡¡BOLUUUUUDO!!!

S.O.L.E. no dijo “Boludo”: lo gritó, arrastrando la U, como solo los argentinos saben hacerlo.

– ¡¡¡¡¡MURIÓ PORQUE NO VIVÍA POR SU PROPIO DESEO SINO POR EL DESEO DEL OTRO!!!!! – se refería a la pareja de Luppi, Liliana, interpretada por Mercedes Sampietro.

Me quedé mudo, atragantado con mis tecnicismos médico-científicos, sintiéndome ridículo y pensando que todo había terminado y que nunca jamás conquistaría a aquella mujer… Menos mal que, en lugar de despedirnos para siempre con un apretón de manos, estallamos los dos en una sonora carcajada…

_________________________ … HASTA AQUÍ __________________

Y así fue. Nunca la conquisté: me conquistó ella a mí, que es lo que pasa siempre… Hoy, a pesar de nuestros enfoques diferentes sobre la vida, seguimos juntos, nos amamos y nos llevamos bien. Sin embargo, debo decir que en estos años yo me he acercado más a ella que ella a mí: yo he terminado por ir al psicoanalista, pero a ella todavía no la he visto en un aula recibiendo clase de Bioelectricidad… 😉

.

PD He dejado a S.O.L.E. leer este texto antes de publicarlo. Se ha reído mucho y ha replicado a la última frase diciéndome “Bueno, pero al menos ahora respeto a la bomba sodio-potasio” (se refería a otra anécdota psicoanalista-científico que deberá ser contada en otra ocasión…).

Anuncios

15 thoughts on “La psicoanalista y el científico

  1. Muy divertido Chema. Y la peli, bueno… En su momento me dejó tan tocado (o trastornado, como casi todas las de Aristaráin) que, estando en casa, ponía la pelicula en el ordenador sólo para escuchar sus diálogos!

    • Sus diálogos y los monólogos de Luppi que también son para escuchar y debatir. Y Aristaráin ya nos debe una, que desde “Roma” nos tiene a pan y agua y ya van bastantes años…

      Juan, leeré encantado lo que me mandaste. Te escribo estos días. Un abrazo.

  2. Genial! Genial la peli, genial que escribas, genial S.O.L.E., y genial pensar que dos puntos de vista tan distintos, aparentemenete tan opuestos, estén diciendo lo mismo. Porque tú, señor científico…;-) a pesar de tecnicismos… sabes ver “lo poético” de la bioelectricidad, con bomba sodio-potasio y todo. Seguro!
    Abrazo grande. Te sigo, te sigo!!
    Beg

    • 🙂 ¿Y qué te respondo yo a esto? Que genial que me sigas, genial que me leas, genial que concilies los puntos de vista, genial que te guste la peli… y que, señora psicóloga ;-), tenemos que hablar de esa peli y de muchas otras cosas. ¡Muak!

  3. No, NO, estáis equivocados: ¡le pasa lo que le pasa porque no soporta la hipocresía y la falta de ética en el mundo!! (igual es que cada uno arrima el ascua a su sardina; en argentino, a su chuletón, ¿no?)

    [NOTA: editado para no desvelar lo que ocurre en la película…]

  4. Pues tendré que ver la peli para saber la razón!!!
    J. Tomás, tu padre siempre tenía razón: hay que contar las cosas tal y como ocurrieron.
    Aunque, señora psicoanalista, yo soy de lo más subjetivo del mundo mundial (no sé si tengo algún antepasado de B. Aires) y así me va….
    Beso a los dos

    [NOTA: editado para no desvelar lo que ocurre en la película]

  5. Los caminos del amor son complejos Don Chema. Pero tiene premios que no se revelan a cualquiera. Las anécdotas que escribirás sobre tu pasado serán cerezas de postres que aún no has degustado. Abrazos. La peli? muy buena mediadora para mostrar esos ojs tuyos, ávidos de VER.

  6. La película, me encantooo, me movilizo mucho.por la etapa de la vida, que estaba viviendo en ese momento.
    para mi, FEDERICO se murió por ambas cosas…… !!!!!!
    La tristeza, las desiluciones etcetc etc, fue lo que le produjo todo lo clínico que decís vos chema.
    FELICES PASCUASSSSSSSSSSSS….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s